Glaçon sur la peau

Se acabó el mito de los preliminares: ¡te explicamos cómo hacer el amor sin penetración!

Siempre se nos habla de la importancia de los juegos previos para preparar el acto carnal. Pero a menudo olvidamos que hay diferentes formas de hacer el amor, y que no necesariamente implica la penetración. Los juegos preliminares pueden considerarse sexo por derecho propio. Estas prácticas te dan la oportunidad de aumentar el placer poco a poco. Tómate el tiempo necesario para aumentar las sensaciones y el deseo.

Aquí tienes algunas ideas que puedes probar con tu pareja para hacerla girar la cabeza:

El efecto espejo

Cara a cara con tu compañero, el objetivo es reproducir lo que hace la persona que tienes delante. Si, por ejemplo, la mujer empieza a tocarte el pecho y luego se acerca a tus muslos, entonces tú debes hacer lo mismo con ella…

Masturbarse a dúo

Acostados uno al lado del otro o sentados frente a frente, la elección es suya. Empieza por tocarla y termina por masturbarla utilizando un lubricante para obtener el máximo placer.

¿Caliente o frío?

¿Recuerdas el juego que hacíamos cuando éramos más pequeños para buscar un objeto? Pues bien, aquí el principio es el mismo. El objetivo es que tus labios recorran el cuerpo de tu pareja para encontrar sus zonas erógenas.

Escuchar un podcast erótico

Déjese transportar por palabras susurradas suavemente para alcanzar un orgasmo auditivo. Hay muchos podcasts disponibles hoy en día y hay para todos los gustos. También puedes preparar tu propia grabación para sorprender a tu pareja con tu sensual voz…

Utilizar un cubito de hielo

Con el verano a la vuelta de la esquina, esta debería ser una buena forma de refrescarse. Unos cubitos de hielo en el congelador y listo. Tanto si lo deslizas a lo largo de tu cuerpo, como si le haces cosquillas en los pezones con él o te lo llevas a la boca al mismo tiempo que su sexo, ¡te aseguramos que los resultados estarán ahí!

Tomar una bebida caliente

Para conseguir un efecto frío-caliente, toma unos sorbos de tu bebida caliente y luego dirige tu boca hacia el sexo de tu pareja. Un calor agradable le sorprenderá y aumentará su placer.

Puedes repartir estos momentos eróticos a lo largo del día. El placer será aún más intenso al final del día…

También te puede gustar